¿QUÉ PUEDE APORTAR ERGO/IBV AL PROFESIONAL DE LA MEDICINA DEL TRABAJO?

JON ALBERDI CANILLAS
Especialista en Medicina del Trabajo
Grupo ULMA

 

Desde el punto de vista de la Medicina del Trabajo la aplicación Ergo/IBV es una herramienta muy útil para realizar la evaluación del riesgo que el trabajador presenta en su puesto de trabajo. Siempre es complicado como médico realizar una evaluación de riesgo buscando las escalas y los calculadores en las diferentes páginas Web, por tanto, disponer de una aplicación que aúne de manera rápida y cómoda todas estas escalas ayuda a la rapidez y facilidad con la que se realizan estas evaluaciones.

 

El factor diferencial de la aplicación bajo mi punto de vista es la comodidad que aporta y lo intuitivo que es el software. Conociendo previamente los métodos de evaluación resulta muy fácil acceder a la aplicación e introducir los datos necesarios para analizar el riesgo, obteniendo posteriormente un informe estructurado con los niveles de riesgo del puesto de trabajo. Desde el punto de vista ergonómico el software incluye todos los métodos de valoración necesarios para evaluar la posible existencia de riesgos que puedan provocar daños a los trabajadores.

 

En el ámbito de la Medicina del Trabajo es muy interesante conocer los riesgos ergonómicos ya que son responsables de gran parte de los trastornos musculo-esqueléticos que se valoran en la consulta habitualmente. Los procesos dolorosos de la columna lumbar o de las extremidades superiores son patologías que con mayor frecuencia se presentan en los trabajadores, siendo el riesgo ergonómico el factor determinante en su aparición. De hecho, cuando se registra un aumento en la incidencia de una patología en un puesto de trabajo concreto es necesario preguntarse si existe un factor común en el lugar de trabajo. Para ello, el estudio del riesgo ergonómico se hace una actividad imprescindible para poder rediseñar el puesto de trabajo en cuestión, para después, volver a valorar si la patología que estaba registrando un aumento del número de casos ha disminuido. Es por ello que la facilidad de uso que plantea Ergo/IBV junto con la elaboración de informes que aporta la hace una herramienta única en nuestro campo.

 

El proceso que se suele seguir desde la consulta es el siguiente: el médico se percata de que está habiendo un acúmulo de casos de una patología concreta que cree que puede tener relación con su puesto de trabajo. Entonces, se decide realizar una investigación al respecto viendo las evaluaciones de riesgo y realizando si fuera necesario una evaluación ergonómica del puesto a estudio. Una vez emitido el informe y ratificado el riesgo en ese puesto de trabajo el médico del trabajo pone éste en manos del prevencionista para que realice un rediseño del puesto si fuera necesario.

 

En el caso de patologías muy generales como las lumbalgias, que pueden tener origen extra laboral por mala higiene postural del trabajador, se hace un poco complicado demostrar que el puesto de trabajo pueda estar relacionado con el proceso. Sin embargo, el estudio ergonómico mediante Ergo/IBV puede dar pistas sobre el mismo. En el caso de patologías más específicas como pueden ser las epicondilitis o los síndromes del túnel del carpo, el informe emitido puede ser de gran valor y dar pie a que se realice un estudio de Enfermedad Profesional en el trabajador siendo otra herramienta útil en su proceso.