EUCOOKIELAW_BANNER_TITLE

Software de evaluación de riesgos ergonómicos

Demografía y población activa

Demografía y población activa

España es el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida, lo que unido a los índices demográficos actuales, provocan el progresivo envejecimiento de la población, que se está acelerando en los últimos años.

Así, durante la última década, el grupo de personas de más de 55 años ha crecido un 19,8%, mientras que el grupo de edad entre 16 y 29 años ha sufrido un cambio similar en sentido inverso y ha caído un 20,7% desde 2008.

Como resultado de esta situación, junto con el cambio de legislación para la jubilación, se está alargando la vida laboral de las personas mayores. La población activa española de más de 55 años ha crecido un 48,2% en los últimos 10 años (2.418.800 personas) (*).

Si nos fijamos en los sectores profesionales descubrimos que uno de los motores económicos del país, la construcción, presenta la tasa de envejecimiento más alta de todos los sectores. En 2008 la población ocupada en el sector mayor de 40 años representaba un 41%, hoy casi es el 65%.

Esta tendencia en mayor o menor medida es global en todos los sectores como se cita en el informe del Observatorio industrial de la Construcción “en todos los tramos de edad inferiores a los 40 años se ha producido una disminución de su peso porcentual, mientras que en todos los tramos de edad superior a los 40 años se ha producido un claro y sostenido crecimiento”.

(*) Informe de la CEOE sobre el envejecimiento de la población y su efecto en la población activa

¿Qué efecto provoca el envejecimiento de la población activa?

Si bien la presencia de trabajadores de más edad aporta a las empresas una serie de ventajas:

  • Una mayor experiencia laboral
  • Conocimientos técnicos adquiridos
  • Mayores aptitudes sociales
  • Mayor flexibilidad (al no tener cargas familiares)
  • La seguridad que proporciona la edad

Desde el punto de vista de la prevención y de la salud, pese a que los requerimientos de los puestos de trabajo son constantes, se producen variaciones y disminuciones de las capacidades del trabajador:

  • Capacidades cognitivas (con la problemática de la introducción de nuevas tecnologías)
  • Capacidades sensoriales (iluminación, audición, etc.)
  • Capacidades físicas (aumento de los tiempos de descanso para la recuperación, pérdida de elasticidad, disminución de la fuerza muscular, variación de las capacidades de equilibrio en bipedestación)

Una adaptación no adecuada a estas variaciones están dando actualmente como resultado un incremento de las bajas por enfermedad de un mes o más de un 13% para la población menor de 50 años a un 23% para la población que supera esa edad, e incrementándose cuanto más se aumenta la edad. Fuente: Eurostat

¿Qué efecto provoca el envejecimiento de la población activa en el sector de la prevención?

Aquellas empresas que antes se adapten a esta nueva realidad van a disfrutar de una diferencia significativa respecto a las empresas de su entorno en el mantenimiento de la productividad, la minimización de jornadas perdidas por TME y un acercamiento a la optimización de la relación trabajador puesto de trabajo, consiguiendo el equilibrio entre capacidades y requerimientos.

Los servicios de prevención tendrán que aprender a gestionar equipos mucho más mayores, generándose un nuevo reto para el que van a necesitar herramientas especialmente enfocadas para atender al mayor en situación activa y así poder diferenciarse de la competencia en la prestación de este tipo de servicios.

IBV consciente de esa necesidad, ha desarrollado una línea de proyectos y dispositivos enfocados al conocimiento del estado funcional del trabajador mayor y su relación con el puesto de trabajo, por ejemplo la  “Guía de Buenas Prácticas para Adaptación de Puestos de Trabajo a Trabajadores Mayores”, «Guía de Gestión de la Edad» o el Sistema Fallskip para evaluar riesgos de caídas, por mencionar algunos.

A este enfoque de trabajo se le suma  Ergo/IBV, el software de evaluación de riesgos ergonómicos de uso más extendido en España y Latinoamérica, con la nueva versión v18, que incluye el módulo Ergo+50, enfocado a trabajadores mayores (50 años en adelante).

Ergo+50 permite identificar las condiciones de trabajo (especialmente aspectos ergonómicos, pero también organizativos y de gestión) que pueden asociar problemas para las personas trabajadoras de mayor edad.

El módulo contiene dos cuestionarios que se completan de manera independiente:

  • Cuestionario de valoración de las condiciones de trabajo: debe ser rellenado por la empresa y contiene ítems relacionados con las condiciones de trabajo, del puesto, del entorno y con la organización y gestión del trabajo.
  • Cuestionario de valoración de la plantilla de mayor de edad: es individual, voluntario y confidencial, y debe ser rellenado por cada una de las personas trabajadoras de mayor edad de la empresa. Contiene ítems dirigidos a la valoración por parte de la plantilla de la capacidad para llevar a cabo las exigencias de trabajo y a la valoración de las medidas de la empresa relacionadas con la gestión de la edad.

El módulo ofrece un informe que incluye recomendaciones para ayudar a controlar los riesgos detectados y, en caso de completar ambos cuestionarios, información sobre la relación entre las condiciones del trabajo y las valoraciones de las personas trabajadoras.

Esperamos que esta nueva herramienta contenida en el software Ergo/IBV permita a las empresas plantear nuevas estrategias en la protección de este grupo laboral cada vez más numeroso.

Amplía la información de Ergo+50 entrando aquí

 

Etiquetas: , , , , ,
Categorías: Blog

Comentarios

Newsletter del Blog de Ergo/IBV

Suscríbete